Que es afp-trickers?

1º DE OCTUBRE 2017 – 50 PAISES COMENZARON EL INTERCAMBIO AUTOMÁTICO DE INFORMACIÓN
Este cambio es fruto de una década de lucha contra la evasión fiscal, que se ha convertido en una prioridad mundial tras la crisis financiera de 2008. (afp_tickers)

Cincuenta países comenzaron a cambiar automáticamente, a partir del sábado 1º de octubre de 2017, datos fiscales de sus habitantes, un paso más hacia el fin del secreto bancario, pero que no resuelve todos los problemas relacionados con el fraude fiscal.

El 30 de septiembre, los territorios británicos de Anguila, Bermudas e Islas Caimans, entre otros, dejaron de ser paraísos fiscales y se convirtieron en los primeros países en compartir automáticamente los datos bancarios de sus ciudadanos, una medida demandada por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

La lista de los primeros 50 países incluye a casi todos los Estados miembros de la Unión Europea (Austria entrará dentro de un año), diez territorios dependientes del Reino Unido y de Dinamarca, así como algunos miembros destacados del G20, como Sudáfrica, Argentina, Corea del Sur, India y México.

A partir del sábado, si un francés, por ejemplo, abre una cuenta en Liechtenstein, el fisco de París no necesitará pedir información al de Vaduz, ya que será comunicado automáticamente el saldo bancario, así como de los intereses, dividendos y otros beneficios como ventas de acciones y títulos.

Este cambio es fruto de una década de lucha contra la evasión fiscal, que se ha convertido en una prioridad mundial tras la crisis financiera de 2008.

Una segunda serie de países va a aplicar la misma medida a partir de septiembre de 2018, entre ellos, varias naciones conocidas por su discreción, como Andorra, Mónaco, Singapur, Suiza, además de Brasil, China, Rusia y Japón.

Estados Unidos, uno de los grandes ausentes del dispositivo mundial, ya cuenta con decenas de acuerdos bilaterales sobre el intercambio de datos bancarios, especialmente con Luxemburgo, Mónaco y Suiza.

– ‘Un paso adelante’ –

“Es el fin definitivo del secreto bancario”, dijo Pascal Saint-Amans, director del centro de política y administración fiscal de la OCDE. “Tanto si la cuenta es abierta en nombre propio, o por medio de un trust, o una empresa en Panamá, será declarada”.

El intercambio automático “cambia profundamente la naturaleza de las cosas”. Por ejemplo, “los banqueros suizos ya no aceptan a los clientes que no declaran sus activos” y “mucha gente ha declarado sus cuentas en el extranjero”, asegura. La OCDE estima que son al menos “500 mil en el mundo, con 85 mil millones de euros de impuestos recaudados”.